VSM (Value Stream Mapping)

Uno de los métodos ampliamente generalizados al iniciar la implementación de Lean Management, es iniciarlo con un Mapeado de los flujos de valor (VSM).

El VSM aporta un conocimiento de los flujos de materiales y de información que se desarrollan en una planta de fabricación o ensamblaje. Una vez detectados y grafiados todos los flujos, estaremos en condiciones de detectar en que zonas, departamentos, flujos ,tengo oportunidad de mejora aplicando eliminación de los 8 desperdicios, PDCA, 5W, etc.

¿La pregunta que surge es, siempre debo aplicar un VSM, depende del sector, depende de lo que yo quiera encontrar y mejorar? Pensemos que realizar un VSM es un medio para conseguir mejoras, si me quedo en dibujar un VSM y no hago nada más, la recomendación es no empezar.

Veamos algunos ejemplos:

¿Dónde debería utilizar un VSM?

Mejorar el flujo de material y de información en una Planta de fabricación o montaje.

Reducción del lead time

Reducción de inventario

Eliminación de actividades sin valor añadido

¿Y cuando no se recomienda realizar un VSM?

Cuando tenga problemas de calidad

Reducción de averías, pequeñas paradas

Cuando se pretenda mejorar el clima laboral de la Planta

Problemas con Proveedores

Áreas de apoyo como RRHH, Finanzas, Administración,  etc. que no tengan procesos estructurados.

Por tanto, pensemos muy bien antes de iniciar un VSM, cuál es mi problema, que me aportará VSM, y si debo o no iniciar un mapeado de los flujos de valor.

En ASINFARMA, podemos ayudar a las empresas a implantar VSM y a conseguir resultados optimizando flujos de materiales y de información

 

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín para recibir toda la información sobre nuestros cursos y seminarios en tu mail

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: